PH Equilibrado. ¡Comprueba si tu cuero cabelludo mantiene el equilibrio!

PH Equilibrado. ¡Comprueba si tu cuero cabelludo mantiene el equilibrio!

El equilibrio ácido-base del cuero cabelludo es un tema del que sabemos poco. ¿Cuál es el pH del cuero cabelludo? ¿Cómo comprobarlo? ¿Cómo restablecer el equilibrio del pH? Volvamos a las clases de química para saber qué necesita tu cabello y qué puede dañar tus hebras.

Sin duda, estamos progresando en lo que se refiere al cuidado del cabello. Cada vez somos más conscientes, analizamos los ingredientes, elegimos productos naturales y tenemos en cuenta la porosidad del cabello a la hora de comprar productos capilares. Vayamos un paso más allá y pensemos por qué el pH del cuero cabelludo importa tanto en el cuidado del cabello. Resulta que un dígito define claramente si un producto va a resecar el pelo o no.

¿Qué es el pH?

La escala de pH es como una especie de indicador que determina el grado de acidez y alcalinidad de las soluciones acuosas, es decir, de todo lo que contiene agua (incluidos los productos y... la piel).

La escala de pH va de 0 a 14. Cuanto mayor es la acidez, menor es el pH. En pocas palabras: 0 es el máximo ácido y típico del ácido clorhídrico, mientras que 14 es el máximo alcalino y característico del NaOH.

  • < 7: pH ácido
  • 7: pH neutro
  • > 7: pH alcalino

¿Qué es el pH del cuero cabelludo?

Incluso nuestra piel tiene su pH natural y su equilibrio no debe alterarse porque puede acabar con muchos problemas para el cuidado del cabello. Es lo mismo para la piel del cuerpo que para el cuero cabelludo. Lástima que pocas personas sepan cuál es el pH natural del cuero cabelludo. Esto es lo que desencadena problemas como las dificultades para elegir los productos adecuados para el cuidado del cabello.

Recordemos que el pH adecuado del cuero cabelludo es ligeramente ácido: 5,5.

Curiosamente, nuestro cabello también tiene su pH natural y difiere del valor presentado anteriormente. Un cabello sano tiene un pH más ácido que equivale a 3,6. La diferencia es bastante grande. Por suerte, ambos valores se clasifican como ácidos, por lo que no es necesario utilizar productos de pH diferente para el cabello y el cuero cabelludo.

¿Por qué debemos conocer el pH del cuero cabelludo y del cabello?

  1. Podemos averiguar si la culpa de los problemas capilares, como el cabello seco, la irritación del cuero cabelludo, el encrespamiento o la caspa, no la tiene el equilibrio ácido-base del cuero cabelludo. En este caso, restaurar el pH puede solucionar los problemas y nos permite olvidarnos del cabello dañado.
  2. La cuestión de la elección de los productos adecuados para el cuidado del cabello es más fácil. Debemos elegir los que tengan un pH neutro para el cuero cabelludo. En contra de lo que pueda parecer, no queremos decir que deba ser igual a 7; debe ser respetuoso con el cabello, ligeramente ácido.

El conocimiento del pH del cuero cabelludo y del cabello también resulta útil durante los tratamientos de peluquería y los procesos químicos. La queratina, el componente básico del cabello, se disuelve en un entorno fuertemente alcalino (pH > 11) o fuertemente ácido (pH < 3). Los enlaces entre las cutículas capilares se aflojan, por lo que es posible teñir el cabello. La mayoría de los tratamientos capilares deben realizarse en un entorno con un pH claramente definido.

Desequilibrio del pH: consecuencias para el cabello

Los cambios en los niveles de pH pueden estar causados por los cosméticos, una dieta incorrecta, un cuerpo poco hidratado, la hipoxia, la estación del año o la hora del día. El pH óptimo de la piel puede ser un poco más bajo en los hombres, los jóvenes y las personas de piel oscura. Si las diferencias son leves, tienen poca repercusión en el estado del cuero cabelludo y el cabello. Por desgracia, un pH muy elevado:

  • favorece la proliferación de hongos nocivos, bacterias, etc.,
  • provoca el encrespamiento, la estática y la deshidratación del cabello,
  • intensifica problemas como la grasa del cuero cabelludo y la caspa,
  • puede ser la causa de la irritación del cuero cabelludo,
  • influye negativamente en la porosidad del cabello (eleva las cutículas capilares).

¿Cómo se puede comprobar el pH?

La prueba estándar del pH requiere el uso de indicadores, o sustancias que tienen un color específico en función del pH de una solución. El tornasol es el más popular; de él deriva el nombre del papel tornasol de medición. Utilizar papel tornasol es la forma más sencilla de definir el pH del cuero cabelludo o de los productos que vamos a aplicar al cabello.

Es importante que las tiras tengan un rango amplio: de 0 a 14. Empapamos suavemente un papel de seda en una solución y observamos cómo cambia el color. Con el set debe venir una gama de colores y descripciones.

Un método más caro requiere el uso de un medidor electrónico de pH con un electrodo de vidrio. Es mucho más preciso, ya que define el pH con una exactitud de dos decimales.

¿Cómo restablecer el equilibrio del pH?

Puesto que ya conocemos el pH adecuado del cabello y el cuero cabelludo, y conocemos los riesgos del desequilibrio ácido-base, es hora de que pasemos a mantener los niveles de pH equilibrados. Utilizar los productos adecuados es la solución más sencilla. Los champús que limpian el cuero cabelludo son los que más influyen en el valor del pH. Al igual que la mayoría de los jabones, tienen un pH elevado que puede alterar el equilibrio natural de la epidermis y provocar irritaciones.

Los productos que restauran el pH del cuero cabelludo y el cabello:

  • no deben contener SLS porque estas sustancias son alcalinas,
  • deben basarse en aceites naturales, como Nanoil,
  • deben tener un pH neutro -bajo- para el cabello.

Por un lado, resulta útil un champú de pH neutro, por ejemplo, el que contiene syndets (agentes de lavado sintéticos sin jabón alcalino) en lugar de detergentes estándar. Curiosamente, los champús para niños tienen un pH alto (en torno a 7,5) porque es el pH de las lágrimas humanas; al fin y al cabo, estos productos pretenden evitar la irritación ocular. También puedes probar a lavar el pelo con métodos diferentes, por ejemplo, acondicionadores sin SLS.

Tratamiento del aceite capilar y pH

En la mayoría de los casos, los aceites naturales tienen un pH que responde idealmente a las necesidades del cabello (en torno a 4-6). Es un dato brillante para los amantes del cuidado natural del cabello porque significa que el tratamiento con aceites para el cabello y el cuero cabelludo no altera el equilibrio ácido-base.

Además, algunos aceites, por ejemplo el aceite de jojoba o el aceite de pino, regulan los niveles de pH, favoreciendo el buen funcionamiento del cuero cabelludo y previniendo problemas como la caspa, la caída del cabello o la irritación del cuero cabelludo. Todo lo que hay que hacer es frotarlos regularmente en el cuero cabelludo: no sólo permiten mantener el equilibrio del pH, sino que también garantizan una hidratación y unos nutrientes suficientes.

Siéntase libre de compartir su opinión sobre el artículo con nosotros.


Comentarios: #0


Agregue su comentario. Será publicado una vez que sea aprobado por el moderador.
Aceite de Ricino
Aceite de Argán
Aceite de jojoba
Política de privacidad

Nuestra página web hace uso de cookies propias y de terceros para el uso de herramientas externas. En caso de que el usuario no dé su consentimiento, solo se emplearán las cookies esenciales. El usuario puede cambiar la configuración en su navegador en cualquier momento. ¿Da su consentimiento para el uso de todas las cookies?

Política de privacidad