Rutina de limpieza facial en varios pasos ¿cómo hacerla en casa

Rutina de limpieza facial en varios pasos ¿cómo hacerla en casa

¿Sabes cómo limpiarte la cara? Desmaquillarse a fondo es solo la mitad de la batalla porque, además de los productos de belleza, hay decenas de otras impurezas que se acumulan a diario en el rostro. Por eso vale la pena probar la limpieza facial en varios pasos, un ritual de belleza casero que te ayudará a sentirte estupenda.

Hace unos años, la limpieza facial no ocupaba un lugar tan destacado en la jerarquía de procedimientos que debían llevarse a cabo para preservar el aspecto joven de la piel. Sin embargo, ante el creciente problema de la contaminación urbana y los cambios drásticos en el estilo de vida que llevamos (más estrés, dietas desequilibradas, tiempo insuficiente para descansar), hemos empezado a prestar más atención a los procedimientos que seguimos para limpiar la piel del rostro. También hemos empezado a prestar más atención al cómo hacer que nuestro rostro esté limpio.

Hoy en día, lo importante es la rutina de limpieza facial.

¿Por qué es importante limpiar bien el rostro?

Liberar el rostro de impurezas y residuos cosméticos es vital, y hay varias razones para ello. La principal es que las impurezas, los productos cosméticos, el exceso de sebo y las células epidérmicas muertas pueden perturbar considerablemente el buen funcionamiento de la piel. Con el tiempo la piel se rebela y empiezas a notar irritaciones, las glándulas sebáceas comienzan a volverse locas provocando una piel grasa que, tarde o temprano, favorece la aparición de comedones y acné.

Una correcta limpieza facial es la clave para un cutis bonito, radiante y sano... Y sienta tan bien tener una piel de aspecto impecable.

Hay que señalar que la limpieza facial no es algo revolucionario. En realidad, la gente siempre ha cuidado de sí misma: las prácticas de limpieza corporal y capilar eran conocidas no solo como tratamientos estrictamente relacionados con la higiene, sino también como medios para prevenir enfermedades y una forma fácil de relajarse. De hecho, este es un buen enfoque para adoptar hoy en día.

Cómo: formas de limpieza facial

Aunque la pregunta sobre cómo limpiarse la piel de la cara parece bastante sencilla, no significa que haya una única forma de responderla. Resulta que puedes liberar de impurezas la piel de tu rostro de distintas maneras, aunque debe coincidir con las necesidades, el tipo y los problemas de tu piel.

  1. Limpieza facial en una esteticista: si te interesa una limpieza facial profesional y no te importa gastar un poco más de tus ahorros, puedes elegir entre varios tratamientos de belleza como: limpieza facial manual (similar a la que podemos realizar en casa), hidrabrasión (requiere el uso de solución salina), microdermoabrasión (eliminación mecánica de impurezas y células epidérmicas muertas) y muchos, muchos otros tratamientos.
  2. Limpieza facial en casa: para aquellas personas que buscan soluciones menos costosas y al mismo tiempo igual de efectivas, es una buena idea llevar a cabo un procedimiento de limpieza facial de varios pasos en casa. La limpieza puede realizarse con el uso de aceites naturales (véase Método de limpieza con aceites), tecnología micelar, geles limpiadores faciales, exfoliantes y masajes. Todo esto es un conjunto de productos de belleza que responden a las necesidades actuales de tu piel.

Paso a paso: rutina de limpieza facial en varios pasos

Lo primero que hay que mencionar es que este procedimiento suele denominarse desmaquillado en varios pasos, aunque siempre se refiere al procedimiento de limpieza facial que puede realizarse en casa. Sin duda, merece la pena introducirlo en tu ritual de belleza diario si quieres que tu piel no solo esté limpia, sino también sana y rejuvenecida.

¿Cómo limpiar la piel en casa? La rutina de limpieza facial en varios pasos es realmente sencilla y consta de 5 pasos que hay que seguir en el orden concreto.

PASO 1: ACEITE

El primer paso es liberar el rostro del maquillaje y las impurezas. De esta tarea se encarga increíblemente bien el aceite natural que, siguiendo el principio general de que la grasa quita la grasa, se deshace de la mayoría de los cosméticos, incluso de aquellos resistentes al agua. Basta con tomar una pequeña porción de aceite con las yemas de los dedos y extenderlo por el rostro con movimientos circulares. Retíralo después con agua tibia (puedes ayudarte con un paño de muselina).

La ventaja indiscutible del método de limpieza con aceite es que no interfiere con la barrera lipídica natural de la piel. La convicción de que las personas con cutis naturalmente graso no deben aplicarse aceites en la cara es un mito. Los aceites naturales son adecuados para todo tipo de pieles. La cuestión, sin embargo, es seleccionar la mezcla que ofrezca el equilibrio óptimo de ácidos grasos.

Ejemplos de aceites naturales que se pueden utilizar para el método de limpieza con aceite:

  • Para pieles grasas: jojoba, linaza, nuez
  • Para pieles normales: aguacate, granada
  • Para pieles maduras: almendra, borraja, rosa
  • Para pieles secas: argán, uva, germen de trigo

PASO 2: LOCIÓN MICELAR

Esta es la etapa que puede realizarse después de limpiar el rostro con aceite o en lugar del aceite. Sin embargo, si quieres aplicar este enfoque de varios pasos, sería mejor que no renunciaras a realizar este paso. La loción micelar atrae impurezas que al aceite no se le dan tan bien: recoge restos de maquillaje, suciedad e incluso toxinas.

¿Cómo funciona? Las micelas son moléculas microscópicas capaces de absorber todo lo que se deposita en la superficie de la piel. Esto deja el rostro limpio y fresco durante mucho más tiempo. Además, las moléculas son excepcionalmente suaves con la piel seca y sensible. Esto hace que las lociones micelares sean perfectas donde otros desmaquillantes fallan y dejan la piel irritada.

PASO 3: GEL LIMPIADOR FACIAL

Por último pasamos al cosmético que muchas mujeres utilizan como único para limpiarse la cara. Evidentemente, existen numerosos geles para lavarse la cara, pero su cometido es siempre el mismo: limpiar la piel del rostro liberándola de cuerpos extraños. El gel de lavado facial es capaz de deshacerse de las impurezas más difíciles de eliminar que puedan asentarse en la piel.

Vale la pena darse cuenta de que el uso de solo gel facial para limpiar provoca la deshidratación, la irritación y la contracción de las células de la piel. La causa son los detergentes que, por un lado, limpian perfectamente pero, por otro, son muy irritantes para la piel sensible. De hecho, en el caso de pieles sensibles es mejor centrarse solo en las dos primeras etapas.

PASO 4: EXFOLIANTE FACIAL

Al explorar el tema de la limpieza facial en varios pasos, no debemos olvidarnos de los exfoliantes faciales que son los más potentes. Ningún gel, loción micelar o aceite es capaz de limpiar la piel del rostro con tanta eficacia: solo el exfoliante facial es lo suficientemente potente como para exfoliar las células epidérmicas muertas que residen en la piel y estimular los procesos de autorregeneración de la dermis. Por eso es tan importante aplicar exfoliantes faciales con regularidad.

Atención: no debes exponer tu piel a exfoliantes faciales todos los días. Estos productos deben introducirse en la limpieza facial en varios pasos, pero no deben aplicarse más de una vez a la semana. De lo contrario, pueden causar graves daños en la piel.

PASO 5: TÓNICO FACIAL

¿Por qué el tónico facial ha encontrado su lugar en la limpieza facial en varios pasos? Bueno, la tarea básica de este producto es ligeramente diferente. Aun así, el tónico facial también es bueno para liberar la piel de las pequeñas impurezas que puedan asentarse en el rostro. Aunque no sirve para lavarse la cara, debe considerarse un cosmético que pone los puntos sobre las íes en la rutina de limpieza facial.

Al tónico facial se le debe que:

  • El pH de la piel esté en el nivel adecuado
  • Se alivien posibles irritaciones
  • La piel se libere de las últimas impurezas
  • La hidratación y la nutrición se mantengan en el nivel adecuado
  • La piel del rostro recupere su suavidad

¿Con qué frecuencia se debe recurrir a la limpieza facial en varios pasos?

Los expertos aconsejan lavarse la cara dos veces al día: por la mañana y por la noche. Sin embargo, no tiene sentido llevar a cabo el ritual de limpieza facial en varios pasos dos veces al día, sobre todo cuando tenemos poco tiempo por la mañana. Por eso, es aconsejable realizar el ritual de limpieza facial en varios pasos todas las noches, a fin de preparar la piel para la regeneración nocturna.

Obviamente, algunos pasos pueden saltarse de vez en cuando. Esto se aplica principalmente al exfoliante facial, cuya aplicación debería limitarse a un uso semanal.

Lavado excesivo: cuando te lavas demasiado la cara

¿Puede perjudicarnos el ritual de limpieza facial en varios pasos?

Podría parecer que lavarse demasiado la cara tiene un impacto negativo en nuestra piel. Pues bien, esto puede ocurrir si no sigues una limpieza facial en varios pasos. Un agente limpiador usado en solitario puede alterar el pH de la piel, eliminar la barrera protectora natural de la piel, deshidratar e irritar la piel. A esto los expertos lo denominan lavado excesivo.

Sin embargo, si nos aseguramos de limpiar el rostro con un tónico después de la limpieza para restaurar el pH ácido de la piel, y si nos acordamos de aplicar una crema o un sérum que hidrate y nutra, podemos estar seguros de que la piel de nuestro rostro estará estupenda. Al fin y al cabo, el secreto de un aspecto sano y más joven son las 10 reglas de oro para el cuidado de la piel del rostro. Esto es todo lo que necesitas para tachar ese temible exceso de lavado de la lista de tus problemas.

Siéntase libre de compartir su opinión sobre el artículo con nosotros.


Comentarios: #0


Agregue su comentario. Será publicado una vez que sea aprobado por el moderador.
Aceite de Ricino
Aceite de Argán
Aceite de jojoba
Política de privacidad

Nuestra página web hace uso de cookies propias y de terceros para el uso de herramientas externas. En caso de que el usuario no dé su consentimiento, solo se emplearán las cookies esenciales. El usuario puede cambiar la configuración en su navegador en cualquier momento. ¿Da su consentimiento para el uso de todas las cookies?

Política de privacidad