Aceites para el Rostro. ¿Cómo Elegir el Aceite Adecuado a tu Tipo de Piel?

Aceites para el Rostro. ¿Cómo Elegir el Aceite Adecuado a tu Tipo de Piel?

El cuidado del cabello no es lo único para lo que sirven los aceites naturales. Los aceites benefician en gran medida a la piel y son nuestros aliados cuando luchamos por un cutis impecable. ¿Qué aceites conviene añadir a tu cuidado facial? Obviamente, depende de tu tipo de piel y de sus necesidades. ¿Por qué no lo compruebas y aprovechas su gran potencial?

Crema hidratante, crema, sérum, gel, pomada, limpiador: cada uno de estos productos faciales puede sustituirse por un aceite natural que nos ofrece la naturaleza. Si lo adaptas a tu tipo de piel y a tus necesidades, estate segura de que darás un giro total a tu aspecto.

¡Ha llegado la hora del cuidado de la piel en sintonía con la naturaleza!

Cuidado facial con aceites

Los tratamientos con aceites gozan de gran popularidad y también puedes utilizarlos para la piel. Los tratamientos faciales con aceites son la forma natural de cuidar la piel, sustituyendo sin esfuerzo a la crema hidratante y a las cremas de día y de noche. Los aceites bien adaptados devuelven a la piel la humedad suficiente, normalizan el equilibrio ácido-base, reconstruyen la capa hidrolipídica y tienen tantas cualidades asombrosas que ni siquiera conocemos.

Por supuesto, los mejores aceites para el cuidado facial deben ser prensados en frío, sin refinar y ecológicos. Si proceden de una fuente natural y fiable, como los diseñados por Nanoil, podemos estar seguras de que el efecto será mucho mejor y los aceites serán mucho más seguros, incluso en pieles sensibles.

¿Vale la pena aplicar aceites en el rostro?

Sin duda, ¡sí! Los aceites naturales superan sin duda a los productos ya preparados porque:

- mejoran la hidratación de la piel de forma natural y duradera

- no contienen sustancias potencialmente nocivas

- son adecuados para todo tipo de pieles, incluidas las más sensibles

- son ricos en ácidos grasos y antioxidantes esenciales para la piel

- son versátiles y pueden utilizarse de diversas formas

Obviamente, debes ser razonable: los aceites son eficaces cuando los adaptas a las necesidades de tu piel. Un aceite mal elegido puede obstruirla y sobrecargarla. Por suerte, es una situación muy poco frecuente.

¿Cómo elegir el mejor aceite para el cuidado facial?

En la industria cosmética se utilizan más de 100 aceites vegetales. ¿Cómo saber qué aceite natural elegir para tu rutina de cuidado de la piel? El contenido de ácidos grasos poliinsaturados omega-3 y omega-6 es el criterio clave a la hora de elegir. La cantidad de AGE en un aceite nos indica para qué tipo de piel es adecuado un aceite determinado.

Básicamente hay

1. Aceites secantes (más del 50% de ácidos poliinsaturados): son los aceites más ligeros y de absorción más rápida, que no dejan una película grasa en la piel. Adecuados para pieles grasas y problemáticas; funcionan como prebase de maquillaje a base de aceites.

2. Aceites semisecos (20%-50% de ácidos poliinsaturados) - tienen una consistencia ligera y no deberían sobrecargar la piel, aunque podrían obstruir las pieles grasas. Recomendados para pieles normales y mixtas.

3. Aceites no secantes (menos del 20% de ácidos poliinsaturados) - su consistencia es bastante pesada, tardan más en penetrar en la piel, pueden obstruir los poros y dejar una capa grasa. Hacen buena pareja con las pieles secas y envejecidas que no son propensas a sufrir comedones.

Aceites adecuados para pieles grasas y problemáticas

De acuerdo con lo anterior, los aceites secantes son ideales para la piel grasa y propensa al acné. Estos aceites secos tienen la consistencia adecuada y, gracias a su buena absorción, no obstruyen los poros de la piel ni alteran el equilibrio de las glándulas sebáceas. ¿Qué aceites debes elegir para la piel grasa, problemática y con acné?

- Aceite de jojoba - el aceite de jojoba sin refinar y prensado en frío tiene una estructura similar a la del sebo humano, protegiéndolo, entre otras cosas, de la pérdida de humedad y otros elementos externos. Gracias a ello, se absorbe mejor que algunas cremas hidratantes. Es realmente eficaz en el cuidado de la piel con acné gracias a su efecto antibacteriano, calmante y limpiador. Alivia la piel sintomática.

- Aceite de rosa - el aceite natural extraído de las flores de la rosa silvestre se recomienda sobre todo para la piel madura, pero también sirve para tratar los vasos sanguíneos rotos. En pequeñas cantidades, también beneficia a la piel con tendencia a irritaciones y rojeces. Es una fuente de vitamina C, tiene un efecto iluminador, antioxidante y calmante. El aceite refuerza la barrera protectora natural de la piel, favorece la reparación y reduce las rojeces.

- Aceite de uva - rico en antioxidantes, el aceite de uva es un tesoro de ácidos grasos insaturados que constituyen el 90% de su composición. Esto es lo que hace que destaque entre otros aceites, convirtiéndolo en un remedio para muchos problemas de la piel, como la grasa, los puntos negros y el acné. Se dice que es uno de los aceites más nutritivos debido a la diversidad de vitaminas (A, E, D y K).

- Aceite de linaza - su rasgo característico es una brillante proporción de ácidos omega-3 y omega-6, así como el contenido de ácido omega-9, poco frecuente. El aceite se absorbe bien, por lo que es adecuado para pieles grasas y con acné. Tiene efecto antiinflamatorio, acelera la cicatrización, alivia y restablece el equilibrio sebáceo.

Aceites adecuados para pieles normales y mixtas

Los aceites semisecos son la mejor elección para la piel normal, que no tiene muchos problemas, o para la piel mixta, que es medio seca y medio grasa. Su consistencia les permite actuar tanto en las estructuras internas de la piel como en la superficie (sin obstruir ni sobrecargar). ¿Qué aceites deberías probar en una piel normal o mixta?

- Aceite de argán - es el más popular y sin duda el aceite de belleza mejor valorado, rico en un potente antioxidante: la vitamina E. Tiene una amplia gama de usos para pieles mixtas y para pieles difíciles de clasificar. No sólo protege y aumenta la hidratación, sino que también reafirma, alisa las arrugas, reduce el acné, calma las irritaciones, revitaliza y embellece la piel.

- Aceite de almendras - el aceite de almendras dulces sin refinar es tentador tanto por su increíble aroma como por su espectacular efecto. Es adecuado para pieles normales y mixtas, se absorbe perfectamente y no deja capa grasa. Funciona como una crema antiarrugas de calidad, aportando elasticidad de forma eficaz, alisando y realzando la piel. Además, nutre y asegura una hidratación suficiente.

- Aceite de albaricoque - es un emoliente natural extraído de las semillas del albaricoque; su consistencia ligera te permite utilizar el aceite para tipos de piel normal y mixta sin ningún límite. Tiene muchas vitaminas, gracias a las cuales aporta nutrientes, retrasa el proceso de envejecimiento, mejora la reparación de la piel y garantiza una suavidad aterciopelada.

- Aceite de semilla de algodón - un aceite de semilla de algodón de calidad es esencial sobre todo para la piel mixta propensa a la sequedad y a los primeros signos de envejecimiento, como las líneas de expresión. Aporta mucha hidratación, repara, tiene efecto antiinflamatorio y sobre todo mejora la elasticidad, sin obstruir los poros de la piel.

Aceites adecuados para la piel seca y envejecida

Si tu piel es muy seca o madura, recurre a los aceites no secantes, que son los más espesos y tienen una consistencia mucho más pesada, formando una capa protectora no porosa y reteniendo eficazmente el agua. ¿Qué aceites mejoran la piel seca y envejecida?

- Aceite de aguacate - un poderoso ingrediente en muchos cosméticos naturales diseñados para pieles secas por ser uno de los mejores hidratantes entre los aceites. Es una sustancia popular gracias a su efecto protector (por ejemplo, protege contra los radicales libres y el envejecimiento prematuro), su efecto antiarrugas y aporta flexibilidad a la piel. La aplicación regular de aceite de aguacate sobre la piel mejora su aspecto.

- Aceite de macadamia - el aceite natural de nuez de macadamia es un cosmético perfecto para la piel envejecida y fatigada. Es un aceite brillante para el cuidado de la piel que alisa, suaviza, protege del sol, nutre, mejora la hidratación, tiene efecto antibacteriano y regenerador. Este aceite garantiza diversidad de efectos.

- Aceite de coco - un aceite muy popular que tiene un aroma impresionante, siempre que esté sin refinar y prensado en frío. Potencia la hidratación de la piel, retiene el agua, suaviza y alisa. Lástima, es bastante difícil aplicar el aceite de coco sobre la piel del rostro debido a su consistencia mantecosa naturalmente espesa.

- Aceite de oliva - cada vez parece más popular como ingrediente para cocinar. El aceite de oliva también es una fuente increíble de nutrientes para la piel. Ayuda a reparar la piel animando a la epidermis a reconstruirse. Previene el envejecimiento y la deshidratación para que la piel esté siempre hidratada, nutrida y elástica.

¿Cómo aplicar los aceites en el rostro?

Saber qué aceite elegir para usar en la piel del rostro importa mucho y te permite evitar algunos fallos en el cuidado de la piel. Un aceite adecuado hidratará la piel pero no la dejará grasa. Además de todo eso, también debes saber cómo aplicar realmente los aceites sobre la piel para aprovechar al 100% su potencial y poder.

Hay muchas formas de hacerlo. OCM, o método de limpieza facial con aceites naturales es una de ellas: utiliza aceites en lugar de desmaquillantes y agua micelar para deshacerte de todas las impurezas. Fácil y naturalmente. Además, los aceites deben utilizarse después de la limpieza como cosmético acondicionador de la piel - como sustituto de una crema, antes de aplicar una crema hidratante o un sérum, como ingrediente de un tratamiento facial DIY. Si tu aceite es ligero y secante, utilízalo como una eficaz base de maquillaje que nutrirá tu piel y fijará el maquillaje para que dure mucho tiempo. Los aceites para un masaje facial son otra gran idea para aprovecharlos: aumentan el flujo sanguíneo, mejoran el cuidado de tu piel, añaden elasticidad y realzan la forma del rostro.

Siéntase libre de compartir su opinión sobre el artículo con nosotros.


Comentarios: #0


Agregue su comentario. Será publicado una vez que sea aprobado por el moderador.
Aceite de Ricino
Aceite de Argán
Aceite de jojoba
Política de privacidad

Nuestra página web hace uso de cookies propias y de terceros para el uso de herramientas externas. En caso de que el usuario no dé su consentimiento, solo se emplearán las cookies esenciales. El usuario puede cambiar la configuración en su navegador en cualquier momento. ¿Da su consentimiento para el uso de todas las cookies?

Política de privacidad